top of page
  • Foto del escritorDalma Díaz Pinto

Te propongo Puerto Natales. Buen turismo durante todo el año.

Actualizado: 18 ago 2023

Puerto Natales es seductor. Situado en el extremo sur de la Patagonia del Pacífico en la Región de Magallanes, ofrece una experiencia integrada que poco a poco se ha ido posicionando como parte de un destino que va mucho más allá que ser un punto de arribo para ir a Torres del Paine.


¿Para quienes es perfecto Puerto Natales? Para los que buscan tranquilidad, en un entorno que cuenta con una ciudad con identidad turística. Esto en lo práctico significa que cuando caminas por sus calles, está limpio; hay oficinas de tour operadores, agencias de viajes, artesanía, souvenirs, buenos hoteles y hospedajes; restaurantes de cocina patagónica con especialidades en carnes, mariscos (sí, porque el mar abraza la ciudad y son parte de la historia de su influencia ancestral), e italiana también.


Las cervezas, los destilados hechos con el agua pura de la zona y con frutos de la estación, son otro atractivo para quienes gustan de los bebestibles de buena calidad con valor identitario, y que puedes disfrutar en los bares, pubs y que también en algunos casos, están disponibles para la compra en los supermercados y emporios locales.


A corta distancia del radio urbano, puedes visitar lugares naturales para estar en contacto con la naturaleza, con buenos guiados y distinta complejidad, lo que permite que esta experiencia puedas vivirla solo, acompañado, siendo un novato o un experto en esta actividad.


Quise contarte primero el contexto general sobre lo que encuentras en Puerto Natales, para destacar ahora, lo que me parece relevante y ejemplificador de este destino.


Primero. Los empresarios turísticos están claros de que deben trabajar asociados para sacar adelante la promoción y el posicionamiento del destino como un todo. Esto se evidencia en los fam press y fam trips que organiza la Cámara de Turismo de Última Esperanza. En cada lugar hay un detalle, y se escucha el relato de su propuesta turística en las intervenciones de los anfitriones. Llevan el turismo en la sangre.


Segundo. La comunidad de Puerto Natales está orgullosa de Puerto Natales. Sea que hayan nacido en el lugar o que eligieron el destino para vivir, sin excepción hablan bien de él. Es sinónimo de buena calidad de vida, y de un orgullo colectivo de las raíces que le dan vida.


Tercero. En cada lugar turístico, te encuentras con viajeros del alma. Es decir, esas personas que aman viajar, que ya se lo han viajado todo, y que tienen un conocimiento y una mirada amplias porque han vivido como turistas en distintas partes del mundo y pueden por tanto, sentarse contigo y compartir una buena atención que le da un toque cosmopolita al destino. Pero en un oasis único al fin del sur del mundo.


Cuarto. Lo prístino de la Patagonia, hace de Puerto Natales un espacio perfecto para vivir experiencias de turismo espiritual, wellness y de transformación. Existen opciones de este tipo durante todo el año.


Quinto. Están trabajando para que el destino se posicione como una opción de viaje durante todo el año. Y organizan atractivas actividades que te recomiendo considerar para ir a vivir experiencias únicas. Sabores Natalinos en abril, y el Chapuzón de Los Fiordos en septiembre son dos ejemplos de la creatividad que despliegan y que me hacen decirte que Puerto Natales es una excelente apuesta para que la vivas y disfrutes.


Puedes conocer detalles de la oferta del destino en www.destinonatales.com


En mi último viaje a Puerto Natales, en el marco de #saboresnatalinos, conocí algunas experiencias que te comparto como sinopsis del viaje.





#mesitagrande. restaurant perfecto para disfrutar la cocina con influencia italiana e insumos locales.



Alojé en #dtloft a sólo dos cuadras de la Plaza de Armas de #puertonatales. Una excelente opción para descansar.




Ricos #HeladosDorotea con estilo vintage y sabores con frutos de la Patagonia. Muy lindo y recomendable.


Pedí tres tipos de sabores; todos hechos acá mismo y con frutos propios de la zona: zarzaparrilla; cheese cake de ruibarbo y calafate. Este ultimo se había acabado un poco antes de que llegara yo, con mi petición. Así que lo reemplacé por chocolate blanco. Y le sumé el clásico baño de chocolate que evoca la niñez de quienes crecimos disfrutando en las tardes de verano, de una maravilla como ésta. Gracias #heladosdorotea Me sentí niña otra vez. Un acierto detenerse en este local y comprar alguna de las opciones que tienen durante todo el año.




En #mandalaandino disfruté de una sesión de relajación increíble y compre souvenirs patagónicos. Un momento especial.




55 visualizaciones0 comentarios
bottom of page